Día a día, el blog

¿Qué es una dieta amazónica?

¡Hola amiga/o kayayai!

 

Hoy queremos hablaros sobre qué son las dietas amazónicas.

Éstas son el trabajo principal del sistema de medicina tradicional amazónico. Es habitual que se desconozca la profundidad del sistema, ya que se ha desmembrado y se ha vendido parcialmente para buscar experiencias rápidas y/o psicodélicas, sin perder la efectividad de introspección y de ayuda para muchos procesos pero sin ofrecer la totalidad del beneficio posible.

 

Sin embargo, este enorme sistema medicinal está compuesto de más plantas a parte de las ceremoniales: centenares de remedios vegetales que se toman de forma rutinaria en las dietas y que nos ayudan a hacer más profundo todo el proceso, además de ayudarnos a focalizar los asuntos a tratar. En ciertas ocasiones, el halo de misticismo que se le impone hace que la incomprensión sea mayor. Dado que estos métodos pueden generar muchas dudas, intentaré explicarme de la forma más concisa posible.

 

 

Qué es una dieta

Una dieta es un periodo de aislamiento en mitad de la selva de 8, 15 ó 30 días, dependiendo de las necesidades de cada persona y de la guía de cada curandero. Durante este retiro se toma el remedio asignado y se estipulan ciertas restricciones alimenticias, sexuales, sociales y químicas.

 

El objetivo de éstas es conseguir una limpieza física, mental, emocional y espiritual de la persona. Antes de iniciar la dieta se toma una planta vomitiva, como puede ser el Tabaco o el Huancabi Sacha.

 

Después de la purga se está preparado para entrar al tambo, lugar donde se permanece gran parte del tiempo de la dieta, a excepción de las veces que se acude a la maloca, donde se realizan las ceremonias de ayahuasca cada dos o tres días. El tambo es, por lo general, una pequeña estructura de madera muy básica que cuenta con un suelo elevado, una hamaca, una cama con mosquitero y un techo de palma; algunos incluso pueden tener paredes o medias paredes.

 

 

Mientras se está en dieta solo se desayuna y se come, a excepción de algunas ocasiones en las que se dietan remedios vegetales que en el día en que se toman no se desayuna. La comida puede reducirse a un puré de avena. En general, la alimentación se basa en arroz y/o quinoa, junto con lentejas y/o arvejas, en ocasiones acompañadas de una patata o un plátano cocido. La privación de carne, sal, azúcar, picante, cítricos, gaseosas, alcohol y/o drogas ayuda a hacer una limpieza general y profunda con el fin de que el remedio vegetal penetre en todos nuestros planos.

 

En cuanto a la abstinencia sexual, su propósito principal es acumular nuestra energía primaria y nuestra fuerza creadora. La acumulación de energía ayuda a proyectar y enfocar los cambios que se quieren realizar en la vida y a la vez purifica y resetea la energía sexual, haciendo que aumente la vitalidad y permitiendo conectar más con el presente. Asimismo, la soledad y el silencio refuerzan aún más la intención de recuperar nuestra presencia en el aquí y el ahora. En estos momentos de aislamiento afloran muchos conflictos emocionales que en el día a día son tapados por el ruido ambiente y que gracias al silencio, la quietud y la soledad se pueden escuchar y resolver.

 

Tal es la sensibilidad que se alcanza en la dieta que los olores fuertes, temperaturas y sabores pueden perturbar el trabajo físico y el de los planos sutiles que se realiza. Por eso se desaconseja utilizar productos químicos durante el tiempo que se dieta.

 

Comúnmente, los últimos días de dietas el cuerpo ya ha recuperado su fuerza original, la mente experimenta estados cercanos a la ataraxia y el espíritu se siente vigoroso gracias a su reconexión con la naturaleza. Para finalizar el proceso, el curandero que ha guiado el trabajo sopla tabaco a la persona y le da sal o un preparado de varios alimentos que avisan al cuerpo de que ya ha terminado la dieta.

 

 

Después empieza la post-dieta, otro trabajo igual de importante pero otro día os lo explicamos.

 

Y recordad, tratemos a las plantas con Amor y respeto y ellas harán visible lo invisible.

Si te gusta y no quieres perderte nada puedes suscribirte a la newsletter.

También puedes compartirlo con tu gente ¡y hacer más grande la Tribu!