Día a día, el blog

¿Cómo vives tú la muerte?

¡Hola amiga/o kayayai!

Hoy quiero hablar de cómo la muerte me ayudó a encontrar y vivir mi propósito vital.

 

Sé que la muerte para mucha gente es un tema complicado de hablar. Y sobre todo de vivir. En nuestra sociedad poca gente vive la muerte en su día a día. Para muchos significa el dolor de perder a alguien, para otros el fin, para otros un alivio, para otros el cielo y para muy pocos una forma de crecer espiritualmente.
¿Alguna vez te has planteado cómo vives tú la muerte en tu día a día?

 

Para mí la muerte es una gran aliada. Me ayuda a recordar la oportunidad que es la vida. Y por eso la quiero aprovechar siendo quien realmente soy.

Su primera ayuda fue provocar mi primera crisis existencial. Empecé a preguntarme qué sentido tenía la vida si me iba a morir. Al no encontrar una respuesta inmediata me surgió la necesidad de buscar. Esa búsqueda fue mi despertar espiritual y en ella me di cuenta de que la vida sí tenía sentido pero que yo debía de dárselo. Yo soy el responsable de mí.

Actualmente me sirve de barómetro interno con la pregunta: ¿Si me muero ahora, me muero tranquilo? Dependiendo de la respuesta puedo observar cómo me siento en el ahora. Me ayuda a ver qué cosas me impiden vivir y morir en paz. Con este ejercicio también identifico lo que me aporta bienestar y confianza en mi camino.

 

¿Y cómo te ayudó todo esto con el propósito vital?

La presencia constante de la muerte con este ejercicio me ayuda a ser muy honesto conmigo mismo. Esto me ha llevado en innumerables ocasiones a escuchar a mi corazón y a seguirlo. Además, valorar mi tiempo ha hecho que solo quiera invertirlo en situaciones que aporten armonía a mi vida. Esto me ha llevado a un camino de introspección y lealtad a mi mismo en el cuál he podido encontrar mi propósito vital. También me ayuda con mi compromiso personal de vivirlo. Ser fiel a mi misión me da la tranquilidad necesaria para poder morirme en cualquier momento. Porque sé que estaré haciendo lo que dicta mi corazón.

 

Resumiendo, mi forma de relacionarme con la muerte en mi vida es a través de la sinceridad.
¿Y tú cómo la vives?

Y recordad, tratemos a las plantas con Amor y respeto y ellas harán visible lo invisible.

Carlos Gutiérrez Horno.

 

 

Si te gusta y no quieres perderte nada puedes suscribirte a la newsletter.

También puedes compartirlo con tu gente ¡y hacer más grande la Tribu!